top of page
Buscar
  • Foto del escritorDra. Julia Sofia Alfonso

¿Por qué ir a un cirujano plástico para aplicarte la Toxina Botulínica?

Actualizado: 2 oct 2023

La Toxina Botulínica es uno de los tratamientos cosméticos más populares en el campo de la estética. Cuando decides consultar a un cirujano plástico para recibir inyecciones de Toxina Botulínica, estás eligiendo un profesional médico capacitado, confiable y con muchos años de experiencia que puede tratar de manera segura los signos comunes del envejecimiento.

Como procedimiento cosmético mínimamente invasivo líder, millones de pacientes confían en Toxina Botulínica para disminuir de manera segura y efectiva las arrugas y líneas finas, minimizar el envejecimiento y prevenir que los signos futuros de envejecimiento se profundicen. Sin embargo, desde el año 2000, ha habido un enorme aumento estratosférico en el uso de las inyecciones de Toxina Botulínica en Colombia, lo que ha llevado a un aumento en la popularidad de los spas médicos. Y los profesionales de una amplia gama de especialidades médicas ahora también han agregado un conjunto completo de servicios de Toxina Botulínica a sus consultas. Sin embargo, es posible que la capacitación y certificación para Toxina Botulínica no sean tan completas, formales o prácticas como el paciente espera. Es importante que todos los pacientes verifiquen las competencias del médico que los va a intervenir en cualquier aspecto.


El cirujano plástico posee las habilidades, el conocimiento y la experiencia necesaria para comprender las formas adecuadas de abordar los tratamientos de Toxina Botulínica y, que estos se lleven a cabo de una forma segura y satisfactoria.


Acerca de la Toxina Botulínica


El Botox (marca registrada) está hecho de Toxina Botulínica tipo A: una neurotoxina que se utiliza en dermatología y medicina general desde 1989. A diferencia de los rellenos dérmicos, el compuesto de Toxina Botulínica se inyecta por vía intramuscular en lugar de dentro de la dermis. Una vez dentro del tejido muscular, la Toxina Botulínica tipo A se difunde hacia la unión neuromuscular, donde se adhiere a la membrana proteica responsable de la producción de acetilcolina, la cual es un neurotransmisor que actúa como mensajero entre las células nerviosas y otros tejidos vecinos. Cuando se obstaculiza la producción de acetilcolina en esta área, el cerebro no puede decirle al músculo que se contraiga o se mueva. Entonces el músculo se relaja. Las arrugas suprayacentes alivian y suavizan su tensión, provocando que desaparezcan. Además, debido a que el músculo no puede contraerse, las arrugas futuras no pueden desarrollarse mientras la Toxina Botulínica tipo A, todavía esté presente en el tejido, por lo que los beneficios de la Toxina Botulínica pueden durar entre 3 a 6 meses dependiendo de la respuesta individual del paciente.


Un producto muy demandado que puedes tener efectos adversos si no se realiza de forma segura y adecuada


Debido a su eficacia para lograr una apariencia más joven en los pacientes, la Toxina Botulínica se ha convertido rápidamente en un nombre familiar y se ha ganado su lugar en las consultas de muchos cirujanos estéticos bien capacitados. Sin embargo, debido a la supuesta facilidad de aplicación, muchos consultorios médicos diferentes están introduciendo las inyecciones de Toxina Botulínica a sus clientes. Esto puede incluir cualquier consultorio o spas médicos. Y la mayoría de las veces, no es el médico quien realiza las inyecciones. Si bien muchos pacientes pueden ver resultados notables, otros pacientes han visto resultados adversos que van desde leves hasta graves: efectos secundarios adversos que podrían haberse evitado si el tratamiento inicial se hubiera realizado de forma segura y adecuada.


Cómo convertirse en un inyector de Toxina Botulínica


Una búsqueda rápida en Google de “Curso inyección de Toxina Botulínica en Bogotá” arroja 146.000 resultados. Para decirlo a la ligera, hay muchos programas de capacitación sobre inyectores de Toxina Botulínica disponibles para aspirantes a inyectores en el área de Bogotá. Algunos de estos programas son excepcionalmente informativos y enseñan las técnicas de inyección de Toxina Botulínica de la manera correcta, pero es difícil decir cuáles son debido a la gran cantidad de opciones disponibles. Muchos anuncian la certificación en tan solo 8 horas en una clase virtual. Otros comercializan que los estudiantes reciben "Solo una hora de formación sobre un modelo en vivo”. Muchos promueven un entrenamiento adecuado en tan solo un día. Los estudiantes pueden tomar la clase en línea y comenzar a trabajar con pacientes reales al día siguiente, con poca o ninguna participación del supervisor del curso. La anatomía humana es demasiado compleja para un curso de un día. Un día es demasiado corto para enseñar a los estudiantes todo lo que necesitan saber sobre la inyección de Toxina Botulínica. Aunque las inyecciones de Toxina Botulínica parecen simples, causan efectos secundarios graves si las realiza un inyector sin experiencia y mal capacitado.


Qué puede salir mal con la Toxina Botulínica


La Toxina Botulínica es segura para los humanos y la potencia del compuesto la hace eficaz para borrar las arrugas. Por lo tanto, es necesario manipularlo y administrarlo con cuidado experto para evitar reacciones adversas. Después de la inyección, el suero de Toxina Botulínica puede extenderse entre 30 y 45 mm desde el sitio tratado y afectar los músculos separados por fascias. Esto puede hacer que otros músculos vecinos, que no son el objetivo del tratamiento, se relajen. Comúnmente, cuando se tratan las arrugas alrededor de la región orbital del cráneo, el suero de Toxina Botulínica puede extenderse al párpado y

causar ptosis del párpado: una condición en la que el párpado cae y no puede abrirse ni cerrarse. El suero de Toxina Botulínica se vuelve transitorio después de dos a cinco días desde la inyección y persiste en promedio durante tres semanas y media.


Otros efectos secundarios que pueden ocurrir cuando existen fallas en la aplicación de las inyecciones de Toxina Botulínicas son disfonía, disfagia y distonía. Esto puede hacer que el paciente pierda la capacidad de hablar, tragar y provocar espasmos musculares que pueden durar semanas. Los pacientes informan que tienen serias dificultades para comer, lo que a veces resulta en visitas a la sala de urgencias. Otros reportan espasmos musculares dolorosos e incesantes que se apoderan del cuello o la cara. Cuando se tratan los músculos del cuello para reducir la aparición de arrugas y piel flácida, el suero de Toxina Botulínica puede migrar a los músculos equivocados. En casos más graves, el paciente debe recurrir a una dieta blanda que pueda tragarse fácilmente.


¿Por qué ir a un cirujano plástico para aplicarte Toxina Botulínica vs. otro profesional de la salud?


A diferencia de la certificación especial de un día, que suele ser el camino para convertirse en un inyector de Toxina Botulínica para algunas personas, la formación en cirugía plástica es más larga, más ardua y más sustantiva. El camino para ser cirujano plástico en Colombia comienza con un pregrado de 6 años, una residencia de 4 años, que sumados al rural son 11 años en total para convertirse un cirujano plástico con posteriores recertificaciones periódicas. Con su entrenamiento funcional, conocimiento superior de anatomía y educación en las complejidades del sistema músculo-esquelético humano, así como en la cirugía reconstructiva y estética, los cirujanos plásticos poseen un conjunto de habilidades únicos cuando se trata de procedimientos cosméticos. Esta no es una educación que pueda condensarse en un seminario virtual “¡en tan solo 8 horas!”


Artículo traducido y parcialmente modificado: The Valley Plastic Surgery

📷: Freepick


-----

¿Por qué elegir a la Dra. Julia Sofía Alfonso para aplicarte Toxina Botulínica?


La Dra. Julia Sofía aplica todas las inyecciones a sus pacientes ella misma.

Así, ella puede tomar el control sobre la experiencia del paciente y trabajar para proporcionar resultados beneficiosos. Con su amplia experiencia como cirujana plástica que incluye el rejuvenecimiento del tercio superior de la cara, que es el sitio donde la toxina ha demostrado ser más efectiva, la Dra. Julia Sofía sabe cuál es la mejor manera de tratar estas

áreas. Los pacientes eligen a la Dra. Julia Sofía porque es una experta en este campo y constantemente produce resultados satisfactorios para todos sus pacientes.


Agenda tu consulta

WhatssApp: (+57) 315 3412 768

PBX: (601) 658 1603


Carrera 14 # 127-11 Consultorio 308. Clínica La Carolina.

Bogotá. Colombia

14 visualizaciones0 comentarios

Comments


iconos.png
bottom of page